Information for Families

Queremos presentarle el currículo de Matemáticas Ilustrativas. Este currículo, basado en resolución de problemas, ofrece matemáticas de secundaria rigurosas y hace que sean accesibles a todos los estudiantes.

¿Qué es un currículo basado en problemas?

En un currículo basado en resolución de problemas, los estudiantes pasan la mayor parte del tiempo de clase trabajando en problemas cuidadosamente diseñados y secuenciados. Los profesores ayudan a los estudiantes a comprender los problemas, les hacen preguntas para hacer avanzar su pensamiento y orquestan discusiones en grupo para asegurarse de que los aprendizajes matemáticos queden claros. Los aprendices adquieren una comprensión rica y duradera de conceptos y procedimientos matemáticos, y aplican sus aprendizajes a nuevas situaciones. Los estudiantes colaboran frecuentemente con sus compañeros de clase —hablan de matemáticas, escuchan las ideas de otros, justifican sus ideas y critican el razonamiento de los demás. Adquieren experiencia en comunicar sus ideas verbalmente y por escrito, y desarrollan habilidades que les serán útiles a lo largo de sus vidas.

Este tipo de estrategia de enseñanza puede parecer diferente de lo que usted vivió en su educación matemática. Las investigaciones actuales indican que los estudiantes deben pensar de manera flexible para poder usar habilidades matemáticas en sus vidas (y también en los tipos de exámenes que encontrarán a lo largo de la escuela). El pensamiento flexible requiere la comprensión de conceptos y la creación de conexiones entre ellos. Con el tiempo, los estudiantes adquieren las habilidades y la confianza para resolver de forma independiente problemas que nunca habían visto.

¿Qué apoyos hay en los materiales para ayudar a mi estudiante a ser exitoso?

  • Cada lección incluye un resumen que describe el trabajo matemático clave de la lección e incluye ejemplos solucionados, de ser relevantes. Los estudiantes pueden usar estos resúmenes si no asistieron a clase, si quieren verificar su comprensión sobre lo que se trabajó y como referencia cuando están trabajando en problemas de práctica o estudiando para una evaluación.
  • Cada lección viene acompañada de un conjunto de problemas de práctica. Estos problemas ayudan a los estudiantes a sintetizar su conocimiento y a desarrollar sus habilidades. Algunos problemas de práctica se relacionan con el contenido de la lección y otros son un repaso de conceptos de lecciones y unidades anteriores. Se ha demostrado que la práctica distribuida, como esta, es más efectiva para ayudar a los estudiantes a retener información a largo plazo.
  • Cada lección incluye metas de aprendizaje, que resumen los objetivos de la lección. Se pueden ver todas las metas de aprendizaje de una unidad en una sola página y esta se puede usar como herramienta de autoevaluación a medida que los estudiantes avanzan en el curso.
  • Se incluyen materiales de apoyo para la familia en varios lugares de cada unidad. Estos materiales dan una visión general del contenido matemático de la unidad e incluyen un problema para trabajar con su estudiante.

¿Qué puede hacer mi estudiante para ser exitoso en este curso?

Aprender a aprender en una clase basada en resolución de problemas puede al inicio ser un desafío para los estudiantes. Con el tiempo, los estudiantes se vuelven más independientes en su proceso de aprendizaje al compartir ideas iniciales, comparar sus propias ideas con nuevas cosas que están aprendiendo y reconsiderar lo que pensaban. Muchos estudiantes y familias nos dicen que si bien al comienzo fue un desafío, aprender Matemáticas de forma más activa ayudó a los estudiantes a desarrollar habilidades para asumir la responsabilidad de su aprendizaje en otras situaciones. Estas son algunas ideas sobre cómo puede motivar a su estudiante:

  • Si no estás seguro de cómo empezar con un problema, ¡está bien! ¿Qué puedes intentar? ¿Puedes tratar de adivinar la respuesta? ¿Dar una respuesta que definitivamente está mal? ¿Dibujar un diagrama o una representación?
  • Si no sabes cómo seguir, escribe lo que observas y lo que te preguntas, o alguna duda que tengas, y luego comparte lo que escribiste cuando sea hora de trabajar con los demás o de discutir.
  • Debes compartir tus ideas iniciales al trabajar en los problemas en esta clase. No tienes que tener la respuesta correcta, ni tienes que estar seguro que tu respuesta es correcta. Compartir tus ideas le ayudará a todos a aprender. Si esto te parece difícil o intimidante, está bien decir: “Esta es solo una idea inicial. . .” o “No estoy realmente seguro, pero creo que. . .”.
  • Sin importar si tienes dificultades o te sientes seguro con el material de clase, siempre escucha a tus compañeros y pregúntales qué ideas tienen. Una de las formas en las que aprendemos es comparando nuestras ideas con las de los demás, igual que como aprendemos historia al leer sobre los mismos eventos desde perspectivas distintas.
  • Al final de la clase o cuando estés estudiando, dedica un tiempo para escribir sobre lo que ha pasado. Pregúntate: “¿Entiendo el resumen de la lección? ¿Me siento identificado con las metas de aprendizaje?”. Si no, escribe una oración como: “Entiendo hasta. . ., pero no entiendo por qué. . .”. Comparte tu oración con un compañero, profesor u otra persona que pueda ayudarte a comprender mejor la lección.

Estamos emocionados de poder apoyar a su estudiante en su camino a saber, usar y disfrutar las matemáticas.